Blog

¡Donde todo inicio!

Así empezados con todas las probabilidades en contra, pero todos los sueños a favor.

En un parque de la localidad de Kennedy, de hecho un barrio que tiene mil historias que contar, así como todos quizá.

Pero aquí la mayoría son tristes e improbables de creer, quizá usted ni siquiera imagine que hay tanto por hacer,

tanto amor por dar… con tan poco que usted haga aquí para la mayoría de estos niños es la felicidad total.

 

Y aquí llegamos: Con ganas de cambiar el mundo, poco sabíamos en esta época de tejer y menos de enseñar,

pero el trapillo apareció de una manera mágica en nuestras vidas, iniciábamos hace poco el sueño de nuestras vidas,

 

 

 

 

hacer algo por otros; entonces por el año 2005 mientras lo conocíamos, lo íbamos

incluyendo en nuestra clasecon niños del barrio la rivera, nuestras primeras clases

eran en el parque, allí llegaban las niñas y niños a recibir su clasede tejido,

nos sentábamos en las sillas del parque en ocasiones eran muy heladas.

 

Cuando éramos muchos nuestro gran comedor era el suelo y es que a los niños

 no les importa esas cosas triviales, ellos solo querían distraerse, así pasábamos

tejiendo, riendo, compartiendo, siendo felices… y aquí empezó una historia

que aun no termina.

 

 

Aprendimos a tejer, a hacer tapetes de tiritas (estos si que son una verdadera terapia)

y con ellos empezamos a dar alas a Contracorriente así se llama nuestra fundación…

(que aún espera ser aprobada en la alcaldía de Bogotá. Pero ya estamosmas cerca)  

Lo que tejimos lo vendimos y así todo en un inicio era para sustentar los recursos

para estos niños que en algún momento llegaron hacer mas de 50. Enseñamos

a tejer, clases de futbol, baloncesto, asesoría de tareas, gestionar cupos en colegios,

ayudas escolares. tratamos de hacer lo que mas podíamos, todos los días de la semana

estábamos allí para compartir así fuese tan solo un par de horas al día, ver su sonrisa

alimentaba nuestros corazones.


Un día todo paro. Los recursos no daban pa tanto y el cuerpo tampoco… Necesitábamos

sostenernos también y aún no se encontraba formalizada la fundación, es decir no podíamos

pedir recursos. Aunque cabe aclarar que familiares y amigos en muchas ocasiones se metieron

la mano al bolsillo para apoyar esta causa.

 

 

Seguimos queriendo cambiar el mundo, aún continua nuestro proyecto,

que cada vez toma mejor forma. Pero esta vez lo hacemos con calma.

Porque del afán solo queda el …

 

En estos momentos con cada compra que cada cliente hace. Aportamos para tejer

el mundo de los niños de nuestro país,

vamos por nuestro país dando clases de tejidos a niños vulnerables.

 

 

 

¡Gracias a tu compra, tu aporte, no solo apoyas a Agua y Panela, un niño aprende a tejer con materiales incluidos gracias a ti!


Porque la necesidad de hacer algo siempre ha estado presente en nuestra mente, aunque en ocasiones nos enfocamos en nosotras

mismas, pero siempre aparece un polo a tierra, nos enfoca de nuevo y continuamos hacia nuestra meta.

Y aunque muchos se reían de nuestras capacidades, si aprendieron a tejer, ganaron campeonatos, pero lo mas importante

que esperamos es ganar vidas, formar carácter en estos niños que crecen alrededor de la droga y de todas las posibilidades en contra.